Historia del esquí en España

Uno de los deportes de invierno más bonitos es el esquí. No solo por el deporte en sí, sino por los sitios en los que se practica, que suelen estar rodeados de naturaleza, sobre todo las pistas que no están saturadas de domingueros que solo van a darse golpes contra el suelo. Pero ese es otro tema. Hoy queremos hablar de la historia del esquí aquí en España.

Principios del siglo XX

Los primeros datos que se tienen del esquí en España se remontan a la primera década del siglo XX, un poco antes de 1910. Estaba limitado a unos cuantos miembros de los primeros clubes de montaña. A partir de 1930 empiezan a nacer algunos grupos de esquiadores en varios puntos, entre ellos Sierra Nevada, que hoy es uno de los sitios más importantes no solo a nivel nacional. Los aficionados se formaban a base de practicar o recibían las clases de esquiadores que venían de fuera, sobre todo del norte de Europa.

El ejército español tuvo el primer batallón de montaña en 1924, al que le siguieron otros ese mismo año. Todos contaban con un equipo de esquiadores y se empezaron a organizar las primeras clases, solamente para soldados.

En 1941 se creó la FEDE y desde entonces el deporte empieza a destacar, con escuelas que se reúnen en la AEPEDI para promocionar el deporte y asegurar una correcta formación.

En los años 70 llegan los triunfos deportivos. Paco Fernández Ochoa se hace con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de invierno de 1972, celebrados en Japón. 20 años después su hermana blanca gana el bronce en Francia. Desde entonces se puede decir que el esquí es un deporte de masas, con aficionados y deportistas profesionales que disfrutan de la nieve deslizándose por pistas que lamentablemente a menudo no cumplen con las condiciones que deberían tener para practicarlo sin peligro. La masificación y la falta de cabeza que tienen algunos, además de que hay pistas que solo buscan ganar dinero, han llevado a esquiadores profesionales a irse a otros sitios para entrenar. Pero volvemos a irnos del tema, así que lo dejamos ahí.

Un deporte apasionante

Como ya os comentamos al hablar sobre como ser monitor de esquí, enseñar a otros a esquiar es uno de los atractivos de este deporte, por no hablar de que hoy es una salida laboral bastante interesante. Si te gusta la nieve y los deportes extremos seguramente hayas soñado con vivir de ello. O simplemente te conformas con practicarlo, que tampoco está mal.

Sea como sea, en España el esquí es un deporte muy popular, a pesar de la fama de sol y playa que tenemos, como explica la Wikipedia. Hay muchas variantes igual de emocionantes o incluso más, como el snowboard, que fusiona elementos del surf o el skate con ir subido encima de una tabla y tirarse por una pendiente nevada. Si no te atreves o tienes muy poco nivel, siempre puedes coger un trineo y deslizarte sobre él para sentir una emoción parecida.

Historia del esquí en España
Media de votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here